Tweet

Estrategia Semi-Farol

¿Qué es un semi-farol?

Es aquella apuesta en la cual, aunque no tengamos una buena mano en ese momento y otros jugadores puedan haber ligado buenas jugadas, tenemos posibilidades de ganar con las siguientes cartas que faltan por salir. Una ventaja de los semi-faroles es que tienes la posibilidad de ganar de dos maneras: una de ellas es inmediatamente, si conseguimos que nuestro adversario se retire; y la otra sería que liguemos en la siguiente carta, sea la cuarta o la quinta. Los faroles no son tan comunes ni tienen las ventajas de un semi-farol, ya que tienen una sola opción para ganar.

Para dejar bien claro el tema de los semi-faroles, a continuación presentamos un cuadro con tres ejemplos básicos para utilizarlos como guía.

Ej.1.- Estamos en la ciega, con un 6 de diamantes y un 7 de tréboles. Hay dos jugadores más que ven el bote: uno del medio de la mesa y otro de las últimas posiciones. El flop es K de tréboles, 5 de diamantes y 4 de corazones. Éste puede ser un excelente momento para realizar un semi-farol e intentar hacernos con el bote sin dilaciones; y si nos igualan o nos suben la apuesta, aún tenemos las posibilidades para hacer una escalera abierta con 8 outs.

Ej.2.- Igualamos una apuesta ocupando una de las primeras posiciones con As de diamantes y 10 de diamantes. Tres jugadores están en condiciones de ver el flop; a saber: nosotros, el postre y el que jugó la ciega. Las cartas comunitarias son: Q de tréboles, 10 de corazones y 4 de picas. El que jugó la ciega pasa. En estas circunstancias, sería tiempo de otro semi-farol. Lo mejor es que ganemos el bote en este momento; pero si nos igualan, no debemos preocuparnos, ya que aún podemos mejorar nuestra mano con 5 outs. Asimismo, en este caso, incluso sin mejorar, podríamos tener la mejor mano de la mesa, si los contrincantes igualaron esperanzados en conseguir una escalera de color, por ejemplo.

Ej.3.- Tenemos un As de picas y un tres de picas en la posición de ciega. Tres jugadores pueden ver el flop que es: Q de corazones, 3 de tréboles y 2 de picas. Ésta es otra circunstancia en la cual apostar de cara con un semi-farol sería lo más apropiado. Tenemos la oportunidad de conseguir una segunda pareja, además de la posibilidad de completar el color como segunda opción. Así ligaríamos para dos juegos distintos, en vez de hacerlo para uno solo.

 

EL SEMIFAROL EN EL FLOP

No importa qué cartas tengamos en una determinada mano, si el flop resulta ser bajo (decimos que es bajo cuando la carta más fuerte es 7 o un naipe menor que). Supongamos que estamos en una de las ciegas y, por lógica, aún no se ha subido la apuesta. Lo más recomendable es apostar, sobre todo si la mesa cuenta con pocos participantes ("Semifarol del Flop Bajo"). No hemos ligado nada pero aún quedan dos cartas por salir...

La principal razón es que los jugadores que vendrán después de nosotros casi nunca tendrán cartas tan débiles como las nuestras. Es por eso que debemos fingir que las tenemos ya que nuestra posición (ciega) nos ayuda a que piensen que podemos tener cualquier carta baja.

Al hacer la apuesta, podemos aprovecharnos de esa forma de pensar. Además, si insistimos en nuestra forma de juego hasta el reparto de la quinta carta comunitaria, debemos observar que se cumplan las siguientes condiciones:

1. Estamos en la ciega grande o en la ciega pequeña, y la grande ya no participa cuando apostamos en el flop. Si tenemos la ciega pequeña, y la ciega grande iguala nuesta apuesta, debemos tener cuidado porque puede que tenga cartas fuertes y ese flop bajo también le haya ayudado. Entonces no convendría apostar, a no ser que tengamos una mano con "top pair" o algo mejor.

2. Otra posibilidad es que nadie suba. Si alguien sube nuesta apuesta y no tenemos nada, sería recomendable que abandonáramos. El semifarol no ha sido exitoso, y no conviene despilfarrar el dinero si no tenemos una buena mano.

3. Si no salen cartas fuertes (de J hacia arriba), o una carta que permita a uno de nuestros oponentes formar color o escalera con una de las cartas de su mano.

Esta estrategia resulta ser muy exitosa; siempre y cuando no salgan cartas peligrosas en el flop. Recomendamos intentarlo si tenemos la ocasión (sobre todo nos resultará fácil hacerlo si estamos en la ciega grande, y en el caso que la pequeña ya no participe).


1/8
¿Cuánto sabes de poker?

Nada

Reglas y poco más

Sé jugar

Close