Tweet

Estrategia River

En esta parte del juego, descubriremos que estudiar a los oponentes y tener una imagen bien definida sobre ellos es tan importante como reconocer el valor de nuestra jugada y saber las probabilidades que tenemos de ganar la mano.

mesa estrategia river

En Hold'em No-Limit Poker, las cosas pueden ser un poco más fáciles de entender, si tenemos en cuenta que, normalmente, en el flop (o cuando entra en escena la cuarta carta), la mayoría de las fichas ya se han apostado. En esta modalidad de poker, el turn (cuarta carta comunitaria) ayudará a completar una mano, o la volverá totalmente inútil; en tanto que el river (cuando se reparte la quinta carta comunitaria) es, muchas veces, irrelevante. Sea como fuere, necesitamos estar en una buena posición, y tener al menos una oportunidad que supere el 25% de ganar para llegar seguros hasta esta fase del juego. No hay duda que las modalidades con Límite son mucho más ricas en matices en el turn y en el river

Después de que se muestre el dealer, todas las cartas están en la mesa por lo que ya no podemos mejorar nuestro juego. Si no estábamos buscando completar un proyecto, la estrategia a seguir en el river es una continuación de lo que hayamos hecho en el turn. Aún así, es muy importante minimizar pérdidas si nuestra jugada no es fuerte. Para ver una apuesta después del river debemos tener una jugada aceptable. Otro recurso posible es subir la apuesta para farolear.

Antes de elegir apostar, intentemos buscar exhaustivamente todas las posibles escaleras, colores, etc. de la mesa. No es recomendable apostar en el river si hay una posible escalera o color, ya que de esta forma estaríamos favoreciendo el juego de otro. Tenemos que estar muy atentos a apostar en los casos que nos sean favorables, sin caer en la tentación de hacerlo en las manos que no lo sean. Para ello debemos realizar siempre apuestas por valor (value bet) cuando estamos convencidos de que nos vamos a llevar la mano y que además el rival nos puede pagar si esa cantidad es aceptable.

Casi siempre correspondería que viéramos una apuesta en el river si (y sólo si) tenemos una mano medianamente acertada. Constituiría una terrible equivocación apostar si estamos midiéndonos contra uno o dos oponentes en el river con manos mediocres como parejas sin kicker.  La mayor parte de nuestras apuestas deberían darse antes del flop, durante el flop o, en su defecto, en el turn. Si decidimos pagar durante la penúltima mano, deberíamos hacerlo sólo si tenemos una mano fuerte, pues de otro modo arriesgaríamos demasiado.

Así pues, el conocimiento que tengamos de nuestros rivales y la cantidad de la apuesta nos permitirán detectar posibles faroles a los que podemos hacer frente. Asimismo, deberemos ser prudentes y solo apostar o subir la apuesta si estamos convencidos de tener la mejor mano; en cualquier otro caso la mejor opción es pasar (check) y esperar a que el rival o rivales apuesten. Una vez lo hagan podremos evaluar la conveniencia o no de ver esa apuesta.


1/8
¿Cuánto sabes de poker?

Nada

Reglas y poco más

Sé jugar

Close