Elementos a tener en cuenta en una mano de poker

Si vas a un torneo de poker en vivo, te darás cuenta de que a los mejores jugadores los persiguen para pedirles algún que otro consejo. Una conversación típica entre un principiante y un jugador experto bien podría ser esta:

  • Principiante: ¿Puedo hacerte una pregunta sobre una mano que acabo de jugar?
  • Experto: Claro, adelante.
  • Principiante: Vale, gracias. Pues llevo KQ del mismo palo y hay un “call”  (pagar una apuesta) delante de mi…
  • Experto: ¿En qué posición estás?
  • Principiante: Oh, no lo sé. Creo que era el quinto en hablar.
  • Experto: ¿En qué posición estaba colocado el jugador que hizo el primer “call”?
  • Principiante: Creo que estaba segundo, no, estaba justo, primero, no, segundo…
  • Experto: ¿Cuantas fichas tenía?
  • Principiante: 4000, 5000, 6000, no se, algo así.
  • Experto: ¿Y cuánto eran los “blinds” (apuestas obligatorias que cada mano tienen que poner los dos jugadores que están a la izquierda del repartidor o “dealer”?
  • Principiante: Oh, no mucho, quizás 50/100, 100/200, no se, el caso es que yo hice “call” y el tipo detrás de mi subió y todo el mundo se retiró y yo no sabía qué hacer.
  • Experto: ¿Cuántas fichas tenía él?
  • Principiante: ¿El que me subió? No lo sé, ¿quién puede acordarse de todo eso? ¡Oye, yo sólo quiero hablar de la mano!

 

Para el principiante, su mano eran las cartas que llevaban y lo que hicieron los jugadores justo antes y después que él, se olvida de todo lo demás que es lo realmente importante. Para el experto una mano era mucho más que eso. Una mano es una situación muy completa, llena de diferentes elementos, que tiene que ser considerada como un todo antes de poder hacer los movimientos correctos.

Una mano de poker tiene muchas facetas, y las cartas que llevas es sólo una de ellas. Un buen jugador considera todos los elementos posibles de una mano antes de hacer una jugada. Estos son los elementos básicos, aunque hay más:

 

  • ¿En qué fase se encuentra el torneo?
  • ¿Cuántos jugadores hay en tu mesa?
  • ¿Quiénes son los jugadores de tu mesa?
  • ¿Cuántas fichas tienen los jugadores de tu mesa?
  • ¿Dónde te sientas en relación con los jugadores agresivos y pasivos?
  • ¿Qué apuestas se han hecho delante de ti?
  • ¿Cuántos jugadores en activo quedan después de que tú hables?
  • ¿Cuál es tu posición después de ver el “flop” (las tres cartas comunitarias que se ven justo después de cerrar la primera ronda de apuestas)?
  • ¿Cuáles son tus cartas?


Esto podrían parecer muchas cosas a considerar antes de hacer una jugada y realmente lo son, por eso jugar bien a poker no es fácil, pero compensa. Si esta lista fuera más corta, el juego sería mucho más fácil, más gente jugaría bien y menos jugadores ganarían dinero de verdad. Así que si tu objetivo es llegar a ser un buen jugador de poker de alto nivel, debes alegrarte de que no sea fácil.  Eso sólo significa que tu trabajo duro será bien recompensado.

En salas como Everest Poker podrás jugar torneos gratuítos.