Afrontar los bad beats

Decimos que hemos tenido un Bad Beat cuando hemos perdido una mano donde matemáticamente eramos claramente favoritos para ganarla.Algunos jugadores poco experimentados se lamentan a menudo de la cantidad de bad beats que les hacen perder grandes sumas de dinero en mesas de cash y en torneos.

Para empezar vamos a considerar como Bad Beats solo las manos donde claramente somos favoritos y finalmente hemos perdido. No podemos considerar como Bad Beat si perdemos con AJ frente a KQs , ya que eso sucede el 44% de las veces cuando nuestro AJ de diferentes palos se enfrentan a KQ del mismo palo.¿Verdad que si un jugador de baloncesto tiene una estadística en tiros libres del 56% y falla uno, el público no se lo toma como algo único e irrepetible?

En cambio si nuestro AA pierde contra un jugador con A8, eso sucederá el 11% de las veces y si que lo consideramos como una jugada de mala suerte. Volviendo al deporte, se podria comparar a cuando un especialista en lanzar desde 11 m, falla una pena máxima.

Por muy favoritos que seamos en una mano de poker, siempre nos encontraremos con situaciones en las que recibimos un Bad Beat, a veces debido simplemente a la mala suerte y otras veces también sumado al poco nivel de un contrario, como cuando apostamos y apostamos y nos siguen con un proyecto de escalera que se cumple en la última carta y nos dan un buen palo.
Incluso a veces una escalera inverosímil tiene lugar a 2 cartas, con el turn y river caprichosos que destrozan un trío en el flop.

Un buen jugador debe de asimilar los Bad Beats como algo natural en el juego. Muchas veces los Bad Beats pueden producir en los jugadores un estado de “tilt”, es decir, un nerviosismo generado tras perder unos cuantos botes seguidos por mala suerte. El jugador experimenta unos cambios en su mentalidad, incluso fisiológicos y se empeña en equilibrar rápidamente la balanza jugando de forma diferente a lo habitual. Jugando de manera mucho más agresiva o subiendo a un nivel de apuestas superior para recuperar más rápidamente ese dinero. Estas variaciones en el juego a veces tienen un final desastroso y generan nuevas pérdidas.

Para minimizar estos estados de “tilt” y encajar mejor los Bad Beats se recomienda disponer de un Bankroll (dinero destinado para jugar al poker) suficiente para que unas cuantas manos o torneos seguidos perdiendo no supongan una pérdida relativa demasiado grande. En cash se recomienda jugar en NL con un bankroll mínimo de unas 50 cajas (5000 ciegas grandes del nivel en el que juegas) y en torneos, disponer de 50 entradas (buy-in).

Muchos jugadores profesionales después de encajar un Bad Beat se están unas cuantas manos sin jugar para tratar de relajarse y olvidarse de esa mano. En poker es muy importante tener paciencia y una mentalidad a prueba de bombas.

Por cierto, es curioso pero casi nunca recordamos los Bad Beat que hemos provocado a otros jugadores, pero en cambio si los que nos han perjudicado. Quién esté libre de pecado, que tire la primera piedra, o carta!
 

En salas como Poker Stars podrás jugar torneos sin coste de inscripció.